domingo, 12 de abril de 2015

Cambiando el Trabajo: ¿Planes de Carrera? ¿WTF?

Esta pasada semana, hablábamos en la oficina sobre el tema de las oficinas abiertas y de los cambios en las formas de trabajo, que sin duda acompañan a un cambio mucho más profundo que es el cambio del trabajo en sí mismo. Y surgía un tema en la charla con Antonio y Juan Pedro que a mí me parece interesante, pero del que no tengo mucha información y/u opiniones para contrastar, puede que porque no lo haya buscado correctamente; pero tampoco entra nada en mis fuentes habituales sobre temas laborales. Me refiero a la carrera profesional.


Lo que viene a continuación seguramente no será extrapolable a todas las industrias; no creo que sirva para todas las empresas; y seguro que algún puesto encontramos en todas donde directamente, lo que yo voy a decir a continuación es un error. Hecha la corrección antes que el error, allá va: Los planes de carrera profesional no existen. Así, tal cual. 

Vamos ahora a intentar dar argumentos a esta afirmación. Porque como una vez me dijo un individuo al que conocí, esto no se trata de videncia (no, no puedo ver el futuro); ni de eminencia (yo no paso de ser un simple mortal); sino de evidencia, es decir de apoyar nuestra afirmaciones en pruebas y argumentos que puedan ser sólidos. 

El trabajo ha cambiado. Ya no estamos en una fábrica de hacer tornillos (que todavía las hay, pero no es nuestro caso), sino en lo que Peter Drucker llamó en su día Trabajo del Conocimiento, concepto que maravillosamente bien explica J.M. Bolívar en su libro "Productividad Personal: Aprende a librarte del estrés con GTD" de la siguiente forma y resumo: 

Hoy por hoy el trabajo ha dejado de ser evidente, lo primero que debemos hacer es definirlo; no es predecible y la carga de trabajo no es estable, apareciendo mil imprevisto; sin ni siquiera saber cuando hemos acabado el mismo. (Para que vamos a reinventar la rueda, si la definición me parece lo suficientemente clara. Gracias JM). 

Las empresas han cambiado. Ya no existen aquellas empresas casi paternalistas donde uno entraba con veinte años de lo más bajo en la escala y podía llegar a Director. Muy conocido en mi tierra es el caso de D. Fermín Ezcurra, que entró de botones en la Caja, paso por los puestos de ordenanza, auxiliar administrativo, oficial, jefe, subdirector y al cabo director (yo lo sabía de oídas, pero ya he encontrado un documento en el que apoyarme (p.602)) y de Presidente de Osasuna para vigilar un Crédito que se concedía al Club (¡¡¡que lejos quedan aquellos tiempos!!!). Lamento comunicar a quien esté buscando empleo que de este estilo... ya quedan pocos o ninguno

Y no existen en mi opinión por dos cosas:
- Para empezar, porque las empresas son mucho más planas, y la estructura vertical ha dado paso a estructuras mucho más horizontales, en el conjunto de la empresa y en sus organigramas internos.



- Para seguir porque ese modelo de pegarse toda la vida en una empresa tampoco existe... (y yo no se ya ni si resulta atractivo para la mayoría), o no debería existir en un mundo tan global y cambiante como el de hoy en día.

Entonces, si las empresas ya no son lo que eran y los trabajos ya no son lo que eran... ¿por qué queremos que la empresa nos proponga un Plan de Carrera de esos de las empresas de mitades y/o finales del S.XX? Hoy entras como Becario, Mañana puesto 1 (subida 5%), pasado puesto 2 (otro 5%), y así sucesivamente... Pongamos un ejemplo... Hoy entras en la empresa como Community Manager. ¿Cual es tu plan de carrera? Tic, tac, tic, tac... Complicado, ¿no? Cierto, es un ejemplo algo extraño, un puesto nuevo, que no existía antes... "Los empleos más demandados desde 2010 ni siquiera existían en el año 2004". Y de esos puestos los empieza a haber en todas las empresas. Y los antiguos cada vez se parecen más a los nuevos.

¿Significa que cuando entre en la empresa me voy a quedar siempre haciendo lo mismo? Por supuesto que no, no te vas a quedar para siempre en tu puesto actual. Vas a entrar en un empresa, vas a demostrar unas habilidades, vas a adquirir otras nuevas y tu siguiente paso no tiene porqué ser hacia arriba, sino que puede ser perfectamente lateral y conllevar una subida salarial, porque vamos a pagarte por que eres un tío polivalente y el gran desarrollo de tus habilidades puede ser muy positivo para la empresa.

De esto no sólo nos tenemos que dar cuenta los empleados, como decía, yo oigo a gente que se incorpora hoy que quiere conocer su "Plan de Carrera"; sino también las propias empresas y sus Departamentos de Recursos Humanos, que siguen en sus modelos de niveles y crecimiento vertical. Un consejo a los empleados... utilizar la movilidad lateral fuera de la misma empresa puede provocar a que los equipos de Recursos Humanos deban además afinar sus sistemas de retención del talento a Largo Plazo.

En resumen, y por no hacer el artículo más largo, pero creyendo que se puede abrir un interesante deate. Los planes de carrera como los conocemos son algo del pasado; y los nuevos planes de carrera te los montas tu solito en tu vida profesional, apoyándote en eso que se llama Marca Personal y que todos debemos trabajar incluso siendo asalariados.

¿Y vosotros? ¿Tenéis planes de carrera en vuestras empresas? ¿Consideráis que deben existir? ¿Que deben modificarse? ¿Que son útiles o inútiles? Se agaredecn desde ya las aportaciones y la difusión del debate.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...