martes, 19 de julio de 2016

Herramientas productivas: el lector de feeds, Feedly

Una de mis aficiones es leer. Leo de todo. Leo libros, bien sean de novela negra preferentemente o de negocios; los leo en formato electrónico pero también en formato físico; leo prensa normalmente en Internet pero también en papel; y como no puede ser de otra forma, leo blogs. Es más, posiblemente si empezara a sumar el tiempo que le dedico a estas lecturas, el orden debería ser inverso. Leo muchos blogs, leo mucha prensa en Internet y cuando encuentro novelas de esas que enganchan, leo libros. Y leo blogs de forma que complementan (y a veces sustituyen) a la lectura de libros técnicos o de negocios. Me permiten estar al día de muchos temas y además buscar exactamente lo que me interesa en ese mismo instante.

El problema: el consumo de tiempo.

Esto de leer blogs, y diferentes artículos de Internet de diversas fuentes viene desde hace mucho tiempo. Y llegó un momento en que perdía mucho tiempo entrando una y otra vez en varias de las webs que seguía para ver si había algo nuevo. Y es que claro, había webs que escriben varios artículos al día y otras que escriben un par de artículos a la semana. Y a veces entrabas y te interesaban dos artículos; pero a veces entrabas y no molaba ninguno de los artículos recientes. Y así perdías varios ratos del día y varias horas a la semana. Vamos, que lo de "consumo de tiempo" era un pequeño eufemismo.

La solución: los lectores de feeds.

Seguro que se podía hacer algo para evitar semejante pérdida de tiempo. Y claro que existía. Eran los lectores de feeds, y aunque es cierto que alguna vez antes lo había probado (no es buena idea engancharse a los feeds de un periódico si no vives de ello), no fue hasta entonces que descubrí su verdadero potencial. Un lector de feed te permite recoger en un único lugar (llamémosle buzón) todos los artículos de aquellos sitios webs a los que te suscribes. Y a estos sitios te suscribías porque el editor consideraba que era bueno que su contenido pudiera estar más accesible. Para mí como lector, en  vez de estar treinta minutos saltando por todas las webs que tenía en la carpeta de marcadores, podía acceder a un único lugar donde me estaban esperando todos los artículos.

En aquel entonces con Google Reader tenía los blogs clasificados por temáticas: economía, tecnología, redes sociales, productividad... Y es más, podía ver únicamente el título del blog; el título y alguna línea; o el contenido total del post. Simplemente con el título ya podía decidir si el artículo merecía la pena o no por lo que además era muy sencillo de poco más que un vistazo entender cuales eran los artículos que realmente podían tener interés para mí. Hoy por hoy, con Feedly, dignísimo sucesor de la herramienta que Google mató vete tu a saber porqué, estoy suscrito a más de un centenar de fuentes diferentes de información. En plena ebullición, entre semana, unos 400 artículos entran al día en ese buzón. Y creo que leeré unos 20 o 30 con detenimiento.

Pero aún hay más.

Es más, Feedly me permite conectarme con Pocket (marcar artículos para leer más tarde), con Evernote (mi biblioteca virtual de artículos de blog), con OneNote (pendiente para este verano analizar posibilidades),  con Buffer o Hootsuite para la gestión de mis redes sociales y con IF (antiguamente llamada If This Then That y que permite automatizar ciertas tareas). Algunas de estas interacciones las expliqué hace un tiempo en el artículo que exponía como no morir de infoxicación y creo que explicaré otras en próximos artículos. Ahora (y también prometo que tengo que entender exactamente como funciona) feedly tiene una vertiente social y puedo compartir mis listas de blogs con el resto del mundo, por si a alguien pudiera interesarle.

Feedly no es la única herramienta de este tipo (este artículo de genbeta con 7 alternativas a Feedly llego a mi feedly), pero si es la que yo uso y además, con todo lo que os he dicho... es gratuita. Totalmente gratuita. Y a mi me da el servicio que yo busco y soy completamente feliz, tanto que no me he llegado a preocupar por lo que me daría la versión de pago. Y además es accesible por la web y tienes sus apps para móvil tablet en Android iOS.

Pero Feedly también es importante para mí como escritor.

Pero además, Feedly (y el resto de letores de feeds) también tiene su vertiente util para mí como escritor de un blog. Así como yo puedo seguir los blogs de los demás, tu puedes seguir este blog en Feedly y de este modo conseguir un buzón de artículos de lo más apañadito. Es simple. Basta con que hagas click en el botón "Follow me on feedly" en el menu lateral de la derecha, bastante arriba. Es más, creo que hasta puedo insertar el botón aquí en mitad del artículo (pero me parece que puede generar algún error con el https y esas cosillas)


follow us in feedly

A día de hoy mis artículos se muestran de forma íntegra en el lector, por lo que no te obligaré a visitar mi web cada vez que quieras leer un artículo. Esto es un tema de debate entre los escritores y de hecho al leer este artículo sobre "feed completo o feed resumen" (seguro que ya sabes como llegó hasta mí) recordé que tenía pendiente este artículo. A lo peor, esto reduce las visitas a mi web, pero igual consigo que mi contenido llegue cada vez un poquito más lejos y a un poco más de gente.

¿Y tu? ¿Usas un lector de feeds? ¿Y como escritor? ¿Promocionas la lectura de tus posts en uno de ellos?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...