lunes, 21 de noviembre de 2016

Cambiando de versión: instalando la 4.0

No, tranquilos, no hay que cambiar nada en el ordenador, móvil o tablet para seguir leyendo este blog. El que cambia de versión soy yo. El día 22 de noviembre (o sea, mañana si me da tiempo de publicar esta noche) cumplo 40 tacos. 40 añitos desde que mi madre me trajo al mundo (y muchas gracias que le tengo que dar). Dejo la versión 3.9 y paso a la 4.0 que debe ser un salto muy grave grande. Todo el mundo decía que las versiones 3.X eran muy especiales y de hecho puede que así hayan sido. En estas "versiones" me he comprado un piso, me he ido a vivir a otro país, me he casado, he vuelto a España, he tenido un hijo... Y sin embargo, este cambio de versión yo lo quiero ver como algo meramente incremental. Por decirlo en términos de versiones de móvil, quiero pasar de la 3.9.364 a la 4.0.1 sin problemas. Y de eso quiero hablar hoy, de cómo hemos modificado nuestro comportamiento ante el cambio.

Tengo una "compi" que me hacía reír mucho cada vez que le cambiaban el windows. Que si la opción A ya no estaba donde siempre. Que si porque tenían que cambiar el menú de inicio. A mi padre (el otro responsable de que hoy cumpla 40) le ponía de los nervios que en el windows 7 no le aparecía donde siempre el botón de apagar. Y es que tenemos resistencia al cambio. Nos joroba que las cosas dejen de estar "en su sitio" aunque su nuevo lugar sea más racional y tenga mucho más sentido. Puedes olvidarte de los menús del ordenador e imaginar que has decidido cambiar el armario donde guardas la sal. Seguro que te sorprendes cien veces abriendo el armario que no es. Y es que somos animales de costumbres y el cambio nos molesta...

O molestaba...

El smartphone no tiene ni siquiera diez años. En Junio del próximo año el iPhone cumplirá esa edad. El ecosistema de mercados y apps hace una década no existía. Y nos ha cambiado la vida y las costumbres. Tanto que cuando no cambian nuestras apps, cuando no se actualizan, en un mes o un par de ellos como mucho, nos preguntamos si el desarrollador se ha muerto. Nos jode fastidia que no cambien las apps. ¿Que pasa? ¿Ya no van a actualizarzla? Algunas personas han empezado a ver el cambio como algo positivo, aunque es cierto que esto no nos sucede a todos, que hay gente que sigue prefiriendo que los botones sigan en su sitio y que las cosas no cambien aunque sea para mejor. Una cantidad de gente importante ya esperamos el cambio, estamos deseosos de ver las novedades.

Pero también ha cambiado nuestra capacidad de aceptar errores en los demás. En el móvil todo es una beta constante. Todo está en perenne evolución. Las metodologías agile crean un producto mínimo viable y lo van mejorando poco a poco. Y esto significa que en una de esas actualizaciones de una app cualquiera, que casi son silenciosas para uno, de repente el botón más usado "peta" y la app da un montón de errores y deja de funcionar. Normalmente el parche para solucionarlo no se demora ni 24 horas y todo vuelve a la normalidad. Caerán un par de collejas por redes sociales, unas malas valoraciones en el market. Pero prefieres que se te estropee un par de días la app por los nuevos cambios a pensar que el desarrollador se ha ido a las Bahamas y que tu app va a quedarse así para siempre.

De hecho yo estoy convencido de que cuando en la actualización, el texto de la misma señala "Cambios menores" es que le han metido un par de mayúsculas olvidadas y una frase nueva y que el cambio es simplemente para advertirte de que siguen vivos y moviéndose por mejorar la app, aunque esta vez les ha pillado el toro y no les ha dado tiempo.

En resumen, creo que todo esto de las apps, los móviles y las versiones nos hacen ver el mundo de forma diferente, nos hacen entender que lo único que permanece es el cambio y que tenemos que aprender a vivir en estos modos "agile" de mejoras continuas. Así que lo dicho, creo que el día de mañana será simplemente el cambio a la versión 4.0.1 de esta vida que vivimos. Además, como le acabo de decir a mi madre por el teléfono... la alternativa a cumplir 40 años es bastante peor...

¿Y vosotros? ¿Como vivís los 40 los cambios? ¿Consideráis que ha habido un cambio en la aceptación de los cambios?

Ps: Nuevamente he dejado colgado a nuestro "Perfecto improductivo", pero es que la ocasión lo merecía.

Nos leemos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...